Energia

La guía definitiva para ahorrar energía

Publicado

el

El ciudadano medio utiliza mucha energía cada día, desde el aire acondicionado hasta el frigorífico y las luces. Pero hay formas sencillas y fáciles de reducir tu consumo de energía, y ahorrar dinero en el proceso. En este artículo, exploraremos algunas de las mejores formas de ahorrar energía en tu casa, y lo que deberías hacer para ser más eficiente energéticamente.

Sé un ahorrador de energía: Consejos para ahorrar energía

Ahorrar energía es beneficioso tanto para tu bolsillo como para el medio ambiente. Convertirse en un ahorrador de energía es fácil si aprovechas los siguientes consejos.

Desconecta todo lo que puedas

Cuando no estés utilizando aparatos electrónicos o electrodomésticos, desenchúfalos. Esto puede reducir el consumo de energía sin saberlo, lo que se llama energía en espera. Desenchufar cada aparato de forma individual suena desalentador, pero no tiene por qué serlo. Considera la posibilidad de comprar una regleta para enchufar todos tus aparatos, y luego apaga la regleta cuando los artículos no estén en uso.

Optimizar la potencia contratada

Es habitual comprar más electricidad de la que realmente necesitas, lo que supone un mayor gasto. Ten en cuenta el consumo de tu hogar y luego ajusta la potencia contratada en consecuencia. Existen varias herramientas online que pueden ayudarte a calcular tu potencia necesaria.

Lavar con agua fría

Se recomienda lavar la ropa con agua fría siempre que sea posible. El lavado con agua caliente consume más energía que el lavado con agua fría, por lo que es la opción menos eficiente desde el punto de vista energético. Sube la temperatura de tu lavadora sólo cuando sea necesario.

Optimizar el uso de los aparatos eléctricos

  • Aspira una vez a la semana para eliminar el polvo y los alérgenos, en lugar de limpiar a diario.
  • Apaga las luces y los electrodomésticos que no se utilicen.
  • Mantén los frigoríficos y congeladores llenos, ya que los artículos llenos ayudan a mantener la temperatura fría.

Sustituye las bombillas tradicionales por LED

Los LEDs son extremadamente eficientes energéticamente. Utilizan aproximadamente un 75% menos de energía en comparación con las bombillas tradicionales. Los LEDs también duran mucho más que las bombillas tradicionales, lo que te ayuda a ahorrar dinero a largo plazo.

Adiós al derroche de energía: 4 formas de ahorrar

¿Quieres marcar la diferencia en el medio ambiente y ayudar a ahorrar energía? Hay varias medidas que puedes tomar para asegurarte de que tu consumo de energía se reduce: ¡empieza con estas cuatro formas estupendas!

Hacer un uso racional de los aparatos eléctricos

Hacer un uso racional de los aparatos eléctricos es una de las mejores formas de ahorrar energía. Muchos de los artículos que utilizamos hoy en día, como los televisores y las lavadoras, tienen ajustes de ahorro de energía a los que puedes acceder fácilmente. Considera la posibilidad de utilizar regletas con interruptores incorporados, que te permiten apagar fácilmente varios aparatos a la vez.

Aprovecha las horas de luz

Durante las horas de luz, abre las cortinas o persianas y deja que entre la luz natural. Esto no sólo hace que se utilice menos energía para la iluminación, sino que también calienta la casa o la habitación durante los meses más fríos sin necesidad de electricidad adicional para la calefacción.

Controlar la calefacción y el aire acondicionado eléctricos

La calefacción y el aire acondicionado eléctricos consumen mucha electricidad. Pero con unos pocos cambios y un cuidado adecuado, puedes reducir drásticamente la energía que consumes. Asegúrate de que los filtros de tu aire acondicionado estén siempre limpios y bien mantenidos para que no tengan que trabajar más de lo necesario. Y si es posible, intenta controlar la temperatura de tu aire acondicionado a distancia para que no esté funcionando cuando no hay nadie en casa.

Usa bombillas de bajo consumo

Las bombillas de bajo consumo son una forma rentable de reducir el consumo de electricidad, ya que requieren menos energía que las bombillas incandescentes estándar. Están disponibles en una gran variedad de opciones, como las luces LED y CFL, por lo que tienes muchas opciones en cuanto a estilo y asequibilidad.

Consejos adicionales a tener en cuenta

  • No dejes los aparatos eléctricos en modo de espera o encendidos durante largos periodos de tiempo.
  • Mantén los aparatos eléctricos en buen estado: la eficiencia es la clave
  • Minimiza el tiempo de la ducha, ya que las duchas calientes consumen más electricidad.
  • Desconecta los aparatos electrónicos que no estés utilizando en ese momento.

Las 10 mejores formas de ahorrar energía: ¡empecemos!

Si quieres reducir tus gastos de energía y salvar el planeta, estos 10 consejos son perfectos. Desde el cambio de la iluminación hasta la sustitución de los electrodomésticos anticuados, vamos a explorar algunas de las mejores maneras de tener un impacto positivo en nuestro medio ambiente.

Cambiar la iluminación

Cambia las bombillas incandescentes tradicionales por LED o fluorescentes compactas. Estas bombillas de bajo consumo consumen mucha menos electricidad y duran hasta 25 veces más.

Instala luces con sensor de movimiento en el exterior para evitar dejar luces innecesarias encendidas durante toda la noche.

Siempre que sea posible, utiliza la luz natural en el interior utilizando tragaluces y ventanas.

Invertir en nuevos productos para el hogar

Sustituye los electrodomésticos anticuados, como los aparatos de aire acondicionado, los frigoríficos, los calentadores de agua y otros artículos eléctricos de gran tamaño cuyo funcionamiento puede resultar costoso. Busca modelos con una buena clasificación energética, ya que te ayudarán a ahorrar dinero a largo plazo.

Desenchufa los pequeños electrodomésticos o cargadores que no se utilicen o que se dejen en modo de espera todo el día.

Mejora el aislamiento de tu casa

Revisa los niveles de aislamiento de tu casa para evitar perder calor. Asegúrate de que las paredes y el ático están bien aislados con materiales como la celulosa, la espuma o incluso la lana de oveja. Esto evitará que la energía se escape innecesariamente.

Descongela tu congelador

Cuantos más alimentos congelados tengas almacenados en el congelador, más tendrá que trabajar gracias al aumento de la acumulación de escarcha. Descongélalo de vez en cuando para que no tenga que trabajar tanto y malgastar energía funcionando a máxima capacidad todo el tiempo.

Apaga el ordenador cuando no lo uses

Para evitar el derroche de energía cuando no estés utilizando el ordenador, apágalo en lugar de ponerlo en modo de suspensión. Puedes hacerlo fácilmente utilizando un temporizador o una regleta para que no se te olvide y lo dejes encendido todo el día.

Siguiendo estos pasos, estarás en camino de reducir tu huella de carbono y ahorrar en costes de energía. Así que ¡comencemos!

¿Qué electrodoméstico se come tu factura de la luz?

El frigorífico y la lavadora son los dos mayores culpables de los electrodomésticos que más electricidad consumen. Estos electrodomésticos que consumen mucha energía pueden suponer una gran parte de tu gasto mensual en electricidad.

Sin embargo, no sólo el frigorífico y la lavadora aumentan tu factura. Otros artículos que consumen mucha energía que puedes encontrar en tu casa son las cocinas eléctricas, los aires acondicionados, los calentadores eléctricos, los televisores, los microondas y los lavavajillas.

Para reducir tus facturas de electricidad, es importante que hagas un balance de los aparatos que tienes en casa y evalúes cómo se utilizan. Un consejo útil es apagar todos los electrodomésticos innecesarios cuando no se utilizan. Desenchufar los aparatos que no se usan o utilizar regletas de enchufes también puede ayudar.

Por ejemplo, los frigoríficos de bajo consumo pueden ayudar a reducir el consumo de electricidad hasta un 40%. Si buscas un ahorro de energía aún mayor, considera la posibilidad de cambiar a un modelo más eficiente energéticamente, como una unidad de refrigeración de bajo consumo.

    • Los electrodomésticos que no se utilicen deben estar apagados o desenchufados
    • Apuesta por modelos de bajo consumo cuando elijas nuevos electrodomésticos
    • Mantén un registro de los niveles de consumo de tus electrodomésticos

Por último, no te olvides de los electrodomésticos de bajo consumo.

En definitiva, es beneficioso tanto para el medio ambiente como para tu cartera que seas consciente de qué electrodoméstico consume más electricidad. Con una planificación cuidadosa y una consideración atenta del uso de los electrodomésticos en tu casa, podrás ahorrar mucho tiempo y dinero.

Trending

Salir de la versión móvil